Sangrado por la boca

Garganta , , , , , ,

SANGRADO POR LA BOCA

La boca es una encrucijada anatómica en la que confluyen la vía respiratoria alta, la baja, la orofaringe y la vía digestiva. Cuando un paciente sangra por la boca, el origen de la hemorragia puede ser  muy variado: de vía respiratoria alta (nariz, cávum), de orofaringe y cavidad oral, de la vía respiratoria baja (laringe, traquea o bronquios) o de vía digestiva (esófago, estómago). La actitud ante un paciente que acude a por sangrado oral dependerá inicialmente de la intensidad del sangrado y del estado en el que llegue el paciente.

En la mayoría de los casos se trata de cuadros menores que hacen que el paciente acuda a urgencias por lo aparatoso que resulta la sangre. No obstante merece la pena recordar que muchas hemorragias severas, se inician de una manera intermitente y leve.
Las causas más frecuentes de sangrado son las postquirúrgicas (tras adenoidectomía, amigdalectomía, extracciones dentales o cirugías nasales), tras un traumatismo (golpes o introducción de un cuerpo extraño), por infección y/o inflamación, por tumores, por enfermedades generales (hipertensión, coagulopatías) o espontáneas (epistaxis).

Endoscopios

Clínica de presentación

El signo guía es la presencia de sangrado por la boca. El origen del sangrado puede intuirse por la forma en que el paciente lo explica. En el caso de sangrados nasales anteriores (que sangran posteriormente), el paciente inspira bruscamente por la nariz y moviliza un coágulo que sale por boca; en caso de sangrados nasales posteriores, además, el paciente tose. El ver sangre cayendo por detrás de la campanilla es muy orientativo.
Ocasionalmente pueden producirse hemorragias en el contexto de unas anginas o por el traumatismo producido sobre la base de la lengua al roncar, siendo típica la emisión de sangre matutina que acompaña al típico “carraspeo”. En el caso de una hemorragia de la laringe, la sangre sale con la tos  y, además, puede presentar grados variables de disnea o disfonía. Con alguna frecuencia el paciente refiere como previamente a la tos, percibe el sabor de la sangre en la boca. Si la hemorragia es digestiva, el sangrado se presenta en forma de vómito. Cuando el origen es pulmonar, la sangre sale con la tos y se trata de sangre roja, no mezclada con saliva. La exploración laringoscópica, puede mostrar restos de sangre por debajo de las cuerdas, en tráquea, lo que es muy orientativo.
En ocasiones no vemos una hemorragia, siendo un vómito hemático lo primero que nos llame la atención. En otras ocasiones la hemorragia puede pasar desapercibida, debiendo sospecharse por los signos y síntomas derivados de su repercusión hemodinámica como la intranquilidad, ansiedad, palidez y los cambios en las constantes vitales: taquicardia e hipotensión.
Si la existencia de una posible coagulopatía no es conocida por el paciente o sus familiares, nos puede poner tras su pista una historia clínica cuidadosa, o la presencia de hematomas o hemorragias en otras localizaciones.

Sangrado por amigdalitis

Tratamiento

En este caso bastará identificar la causa y hacer el tratamiento específico.  Para ello necesitaremos una iluminación adecuada para explorar nariz, boca y garganta,  necesitando sólo ocasionalmente la realización de una exploración bajo anestesia general.
Las hemorragias postraumáticas con desgarros de la mucosa suelen ceder espontáneamente. Si la lengua está afectada y sangra, puede intentarse la compresión de la misma (lengua móvil), siendo raro que se necesite  suturarla.
Las hemorragias postextracción dentaria se tratan con presión local mediante unas gasas que el paciente presiona contra el alveolo (mordiendo).
Si la hemorragia oral proviene de una epistaxis se tratará la misma con compresión local (si es anterior) o con taponamiento nasal (si es más posterior); si el sangrado no cede, puede ser necesaria una revisión en quirófano para localizar y cauterizar el origen del sangrado.
Si la hemorragia sucede tras una adeno-amigdalectomía suele ser necesaria una anestesia general para la revisión de la herida quirúrgica, explorándola minuciosamente  hasta identificar y coagular o ligar los vasos responsables. En algunas circunstancias, basta con retirar el coágulo del lecho amigdalino y la observación.
Si la hemorragia se produce en un paciente con un trastorno de coagulación las medidas de contención mecánica deben ser lo menos agresivas posibles, ya que nuevas heridas producirán más sangrado y debe tratarse al paciente en función del déficit de coagulación que presente.

1.874 Respuestas a Sangrado por la boca

  1. Lourdes

    Dr. Jaime Carbonell buen dìa, mi problema es el siguiente… hace poco màs de 3 años me fuè detectado cirrosis hepàtica, actualmente tengo pancitopenia, hipertensiòn portal, varices esofàgicas, hesplenomegalia… hace 4 años me detectaron helicobacter pylori y metaplasia intestinal, cabe mencionar que llevo dos cirugias de columna lumbar y dos de columna cervical… tengo aproximadamente una semana con sangrado nasal frecuente pero ademàs de eso de repente siento que la sangre se pasa por la garganta y siento el sabor a la sangre, de repente y escupo coagulos… ¿pudiera explicarme el por què me sucede eso?
    Mil gracias por su tiempo y atenciòn, quedo en espera de su respuesta

     
    • Dr. Jaime Carbonell

      Hola Lourdes. Por su pancitopenia tiene pocas plaquetas y eso favorece el sangrado.

       
  2. Valerie Gallardo

    Dr. Buen dia tengo un bebe de 47 dias de nacido y hoy por la mañana le limpie su boquita y le limpie sangre muy roja no la arroja pero la traia en su boca el tiene que ser operado de una hernia inguinal retraida de lado derecho podría ser parte d eso la sangre?

     
  3. Carlos Carrascal

    Buenos días Doctor. Gracias por tan buen artículo. Mi situación es la siguiente. Llevo unos meses que en la madrugada cuando escupo, lo hago con algo de sangre. Pero en los últimos días me ha dolido la boca del estómago y he sentido esa molestia allí que hasta llegué a vomitar pero nada de sangre. Tengo 36 años.

     
    • Dr. Jaime Carbonell

      Hola Carlos. Si ronca, probablemente sea por el ronquido; si no, hay que mirarle el esófago y el estómago.

       
  4. victoria

    Yo también alguna mañana me despierto con sabor a sangre en mi boca y al escupir es la saliva con sangre muy limpia y me an echó pruebas y mi estómago esta bien y ahora quieren mirarme el pulmón pero me puede decir si tener piedras en riñón puede k la sangre en la saliba sea por las piedra

     
  5. Milagros

    Dr. tengo una duda, yo antes me bañaba y tenia problemas para respirar en pleno baño entonces tenia que salir inmediatamente hasta que una madrugada después de varios meses arroje coágulos de sangre y a partir de ahí, respiro mejor… pero creo que tengo secuelas porque no respiro normal, ¿Qué examen me podría realizar debido a que solo arroje una vez 2 coágulos de sangre?

     
    • Dr. Jaime Carbonell

      Hola Milagros. NO veo relación entre el baño y el sangrado. Lo primero que hay que hacerle es explorarle la nariz.

       
  6. Jhon

    Doctor yo hace 7 años tuve TBC termine mi tratamiento y bueno ahora ya voy 6 meses que amanezco y siento sangre en mi boca y escupo un poco sangre con saliva y siento dolor espalda un poco que cosa puede ser doctor estoy preocupado y mas au que essalud no me quiere hacer un examen profundoya que temo qye sea TBC aunque en las placas no sale nada

     
    • Dr. Jaime Carbonell

      Hola John. Es lo primero que hay que descartar; tal vez sería recomendable una broncoscopia.

       
  7. Maria

    Hola dr.yo estoy embarazada y escupo coabulos de sangre y tambien me salen de la nariz devo preocuparme o sera x.mi embarazo? De ante mano gracias.

     
    • Dr. Jaime Carbonell

      Hola María. El embarazo puede provocar congestión nasal y eso favorecer el sangrado; en todo caso, menor que un otorrino le explore la nariz.

       

Añadir comentario