Manifestaciones nasales y orales en el Síndrome de Down

Garganta, Nariz , , ,

1,- INTRODUCCION
Inicialmente descrito por el doctor británico J.L Down en 1866, también es conocido como mongolismo (por su similitud física con los miembros de esta raza), aunque actualmente tiende a abandonarse esta denominación.
Aparece en 2-3 niños  por cada 1.000 partos y se caracteriza por retraso mental (muy variable) y un gran número de alteraciones físicas. Antiguamente la mayoría de ellos morían jóvenes por complicaciones de sus malformaciones (principalmente las cardíacas) o por infecciones respiratorias. Actualmente, con los cuidados adecuados, más de un 80% pueden sobrepasar los 30 años y se ha visto que con programas de estimulación precoz puede mejorarse su retraso mental.
A medida que se ha ido prolongando la expectativa de vida de estos pacientes han ido apareciendo en ellos múltiples patologías otorrinolaringológicas, fundamentalmente otológicas y de las vías respiratorias altas.
 
2,- PATOLOGIA NASOSINUSAL
La rinorrea y las sinusitis de repetición son patologías frecuentes en estos pacientes. Al igual que en la patología de oído medio, las malformaciones craneofaciales típicas de este síndrome así como las infecciones respiratorias de repetición alteran el drenaje nasal, favoreciendo la aparición de rinorrea crónica y sinusitis de repetición.
Normalmente estos pacientes mejoran al crecer (por agrandamiento de las estructuras anatómicas). Sin embargo, una rinorrea crónica puede representar una carga social para estos pacientes, por lo que debe tratarse. Se recomiendan lavados nasales con suero salino. Hay que valorar quitar las vegetaciones sólo en casos en los que se compruebe que obstruyen completamente la nariz. Se ha comprobado que la exposición al humo del tabaco tiene un efecto muy negativo en estos pacientes, por lo que debe evitarse a toda costa.
El tratamiento médico de la rinorrea y de la sinusitis es igual que en otros pacientes. Se usarán antibióticos y descongestionantes nasales según el paciente lo requiera. Debe descartarse una rinitis alérgica; en caso de darse, se recomienda tratamiento mediante corticoides nasales.
 
3,- PATOLOGIA ORAL.
Uno de los rasgos distintivos de los pacientes con síndrome de Down es una macroglosia moderada (lengua muy grande), con profundos surcos. Esto, unido a la relativa falta de tono muscular típica de estos pacientes, favorece la aparición de apneas del sueño, cuya incidencia ronda del 50% al 100% en estos pacientes, variando desde desaturaciones hasta enfermedad obstructiva del sueño.
Así mismo, es frecuente la ausencia de alguna pieza dental y una maloclusión por prognatismo (mandíbula inferior más salida). Normalmente no es necesario tratar ninguna de estas alteraciones.
La sialorrea (babeo) también es frecuente en estos pacientes, con repercusiones principalmente sociales, aunque favorece la aparición de irritaciones de las comisuras de la boca y de los labios.